Cocinas…..ese objeto de deseo

Cocina: dícese del sitio de la casa donde se cocina la comida, o por lo menos eso era hace unos años…. Actualmente la cocina se ha convertido en el espacio de la casa donde más invertimos tanto en dinero como en diseño. ¿Y no es cierto que cuando invitas a amigos o familiares a una comida no termináis todos charlando en la cocina? No sé que tiene este espacio pero resulta magnético, ya no te digo si además te gusta cocinar, realmente estamos bastante tiempo en este espacio y de ahí que cada vez gusta más que tenga diseño, comodidad, modernidad y todos los detalles posibles para que nuestra cocina sea de revista.

A pesar de que en tiendas como Ikea y similares conseguir diseño a un precio más asequible es posible sigue siendo una inversión importante y nuestro bolsillo se queja, no obstante vamos a dar una serie de 4 claves para unificar diseño y economía sin dilapidar la cuenta bancaria.

1.- Iluminación, ese eterno olvidado: es verdad que los halógenos empotrados dan muy buena iluminación, pero es que las luminarias no se consideran importantes y en materia de diseño tienen mucho que decir, sin hacer una gran inversión podemos añadir un toque muy distintivo a la cocina, buscaremos un sitio estratégico para suspender una lámpara original, con personalidad, y si son dos o tres mejor.

Si no tienes mucho espacio siempre puedes adosarla a una pared

Además existen numerosas páginas DIY en las que puedes crearte tu propia lámpara si eres un poco manitas, pero eso sí, no se admiten chapuzas.

2.- Intercalar azulejos y pintura, de esta manera abaratamos el coste en materiales. Podemos dejar una parte sin cubrir con azulejos y que después vamos a pintar, además nos permite cambiar de color cada cierto tiempo y de esta manera cambiamos el aire de la cocina, es como si la renováramos sin necesidad de meternos en obras. IMPORTANTE: uno, la pintura debe ser resistente a la humedad y lavable, por suerte existe hoy en día una amplia gama de pinturas a tal efecto; y dos, tenemos que tener cuidado con las áreas donde cocinamos y lavamos, quizá estas sean las más delicadas a la hora de mantener la pintura y en donde sí podemos ampliar el espacio que cubrimos con azulejo

Incluso un mural de papel pintado, también los hay muy resistentes a humedad y fáciles de limpiar. Y para los más artistas una pared de pintura pizarra

3.- Mezcla materiales: aunque pudiera parecer una repetición del punto anterior, en este caso podemos pensar en todos los materiales que pueden intervenir en una cocina, puedes utilizar este recurso de diferentes formas, desde la combinación de muebles y encimera, hasta delimitar espacios en el suelo. Si quieres dar un cambio sin meterte en mucha historia prueba a cambiar las puertas de la cocina por otro diseño y color, o cambia la encimera por otra de un color o de un material distinto, puedes convertir esa encimera en el foco central de tu cocina. En el suelo puedes mezclar diferentes pavimentos, por ejemplo si tienes zona para comer puedes ser distinto el suelo a la zona donde cocinas  o quizá la zona perimetral distinta al centro, o porque no, el pavimento que trepe un poco por las paredes, hay muchas opciones.

Ejemplo de una encimera protagonista absoluta de este espacio en contraste con la sencillez del resto

4.- Detalles únicos: a lo largo y ancho del blog os daréis cuenta la importancia que le doy a los detalles, y es que pienso que esta es la manera en la que haces tuyo un espacio, con los detalles. Son un reflejo de tu personalidad y convierten ese espacio en algo personal e intransferible, algo propio. Es cierto que han de tener cierto criterio, no sea que con la excusa de ser algo “personal” coloques cualquier cosa, NO, lo que se ponga ha de tener un sentido y estar justificado de alguna manera. Tampoco es excusa para saturar un espacio de cosas y cositas, la gran máxima (y aunque muy repetida, no deja de ser una gran verdad) de que “menos es mas” en serio que funciona, es mucho mejor poner pocos elementos, muy bien pensados y dotarles de protagonismo para convertir tu cocina en algo distinto y especial.

Te pregunto, ¿por qué no puede haber una obra de arte en la cocina? ¿Quizá unos cuadros o una escultura o … ?

 

 

 

 

Espero que estas pinceladas te hayan sido útiles cuando te plantees crear tu propia cocina, y que no solo sea un escaparate de cara a la galería, sino un espacio para vivirlo.

 

– QubiKera

 

imágenes vía: Pinterest

 

 

 

 

Si quieres recibir los ultimos post, por favor rellena el siguiente formulario