Loft, oh Loft!

En los últimos tiempos el Loft se ha convertido en un elemento top del diseño, si vives en un Loft eres superguay. Pero por desgracia el termino se ha desvirtuado tanto que casi a “cualquier” cosa con techos un poco altos, diáfano y algún toque industrial es un Loft, pero siendo puristas un Loft no es eso. En sus orígenes allá por los años 50 en Nueva York, se trataba de viejas fabricas y almacenes en desuso reconvertidas en apartamentos, de manera que el esqueleto original se podía observar a simple vista, techos muy altos, grandes ventanales, viguería y columnas desnudas. Esto atrajo a estudiantes y artistas y después a una larga lista de restaurantes, empresas y demás espíritus extendiendo su fama a lo largo y ancho del mundo.

Pero aceptando “pulpo como animal de compañía”, hoy se puede decir que podemos tener un aire Loft en muchos espacios más asequibles, pues normalmente por normativa, por ejemplo en Madrid, no se puede utilizar una fabrica como vivienda y la reconversión de usos no es tan fácil pues depende de la legislación vigente, además que dentro de la ciudad pocas fabricas quedan, si alguna.

Por eso vamos a dar una serie de “claves Loft”:

1.- Innegociable: techos altos y espacios muy abiertos

Está claro que la sensación de amplitud, de aire que circula, de espacio libre es evidente y esta es la principal característica de un estilo Loft, está claro que no es fácil encontrar un lugar con techos de 4 o 5 metros, pero la idea es de que sean altos.

2.- Vigas desnudas y columnas metálicas: esta es otra de sus características, nos recuerdan al aire industrial de fábrica, también techos de bovedillas y tragaluces,

la madera en estado puro transmite esa misma esencia

3.- Conductos a la vista: tanto de aire acondicionado, como calefacción o incluso instalación eléctrica, con grandes lámparas suspendidas.

4.- Grandes ventanales: esta es otra de las características más importantes, los grandes ventanales, en muchas ocasiones hasta el suelo, con carpintería metálica, incluso con los cristales divididos en cuarterones, de nuevo recordando el aspecto que tenían las fabricas de la revolución industrial, donde la iluminación natural era aprovechada al máximo.

5.- Materiales vistos en paramentos: tanto horizontales como verticales, ladrillo visto, cemento, madera, incluso baldosa hidráulica, cualquier material que recuerde el origen del espacio, lo que fue en el pasado.

Después va en el gusto personal si el espacio es más minimalista, más ecléctico e incluso grunge, realmente da cabida a todos los estilos, pues lo que hace realmente valioso al Loft es el continente que le dota de esa personalidad única.

Hay rehabilitaciones verdaderamente espectaculares en este sentido. Os dejo el enlace a un estudio de arquitectura de Londres que ha hecho una rehabilitación impecable, con unos resultados verdaderamente impresionantes, donde la combinación de elementos antiguos y modernos se ha hecho con un equilibrio absoluto.      http://www.formstudio.co.uk/projects/view/bermondsey-warehouse

 

Imágenes: vía Pinterest

 

Si quieres recibir los ultimos post, por favor rellena el siguiente formulario